domingo, 24 de julio de 2016

Piedrasecha - Desfiladero de los Calderones - Santas Martas


Preciosa ruta en familia la que pudimos disfrutar por una de las gargantas más bonitas de la provincia de León: el Desfiladero de los Calderones. Un lugar donde la fuerza del agua hizo un trabajo espectacular, provocando que la senda transcurra entre paredes de roca caliza y sorprendentemente encajonada.

Llegamos a Piedrasecha, pueblo en el que dejaremos los coches al principio del mismo, al lado de un cartel indicativo de la ruta que haremos. Comenzamos la ruta siguiendo el curso del Arroyo de los Calderones a lo largo del pueblo.



La primera parte de la ruta transcurre por una senda sin pérdida y que en ligero ascenso se dirige hacia el Desfiladero de los Calderones, principal atractivo de la ruta. Toda esta primera parte es soleada y transitamos paralelos al arroyo. A los pocos metros, nos encontramos con una roca singular y que muestra el valor geológico de la zona: el Serrón.



Seguimos la senda y pronto llegamos a la Ermita Virgen del Manadero, una ermita ubicada y excavada en la roca y que todas las primaveras acoge una bonita romería realizada por los lugareños. Subimos los escalones que nos separan de llegar a la ermita y disfrutamos de las hermosas vistas que se abren sobre el valle.



Una vez visitada la ermita, continuamos la marcha, adentrándonos en el Desfiladero de los Calderones. En este punto, el arroyo se vuelve subterráneo y desaparece, dando paso a una garganta preciosa, muy empedrada y donde debemos extremar las precauciones. Disfrutamos del desfiladero y, poco a poco, vamos avanzando.




Después de completar el Desfiladero de los Calderones, llegamos a la última parte de la ruta, rumbo al pueblo abandonado de Santas Martas. Esta parte de la ruta es algo más sombría y volvemos a avanzar muy cerca del arroyo. A lo largo de la senda, a veces tapada por la gran vegetación que encontramos, podemos presenciar varios saltos de agua y alguna poza en la que podemos refrescarnos.




Sin mucho esfuerzo llegamos al pueblo abandonado de Santas Martas, un pueblo que tan sólo cuenta con una edificación y algún corro de ganado. En este punto, muy cerca del arroyo, aprovechamos para comer, beber y descansar un poco. Disfrutamos del entorno debidamente y regresamos por el mismo camino. En Santas Martas, la ruta marcada por la Asociación Cuatro Valles continua rumbo al Collado del Fito para regresar de forma circular a Santas Martas. Sin embargo, nosotros decidimos acortar la ruta en este punto y regresar, haciendo una ruta corta, sin dificultades técnicas ni físicas.


La vuelta deshace el camino andado: primero por la senda paralela al arroyo; posteriormente, a través del Desfiladero de los Calderones, ahora en ligero descenso; y por último, por la senda sin pérdida que se dirige nuevamente a Piedrasecha, punto de inicio de la ruta.


Sin lugar a duda, uno de los paseos más espectaculares de la provincia de León para hacer en familia. Rápido, sencillo y corto. Sólo hay que tener algo de cuidado en el Desfiladero de los Calderones, por la multitud de grandes piedras que existen. Aún así, la belleza de la garganta merece cualquier esfuerzo. Recomendable!

Tipo: Senderismo
Fecha: 23 de Julio de 2016
Duración: 4 h. 57 min.
Dificultad: Fácil
Distancia: 6,70 km.
Circular: Sí
Desnivel acumulado: 235 m.
Altura mínima: 1.153 m.
Altura máxima: 1.390 m.

Wikiloc: http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=14095484


Salsaludos, abrazos y besines!

Rubén Álvarez