lunes, 13 de marzo de 2017

Peñalba de Santiago - Cueva San Genadio


Después de completar por la mañana la bonita ruta de las Puentes de Malpaso en Molinaseca, nos dirigimos hacia Peñalba de Santiago, un precioso pueblo, digno de visitar. Tan sólo íbamos a comer y a ver el pueblo, pero la senda que se dirige a la Cueva San Genadio iba a ser una ruta más para completar.

Después de comer en el restaurante Aromas del Oza, bastante bien, por cierto, decidimos bajar la comida con el precioso paseo hasta la Cueva San Genadio, una ruta obligada si estás de paso por Peñalba de Santiago y dispones de algo de tiempo.


Dejamos el coche en el parking habilitado a la entrada del pueblo, ya que se trata de un pueblo en el que no puedes entrar a él en coche, salvo que seas residente. Es la mejor opción y tampoco hace falta, ya que el pueblo es pequeñito. Ya en el pueblo, nos dirigimos hacia la Iglesia Mozárabe, donde giraremos hacia el oeste para atravesar una estrecha calle que pronto se convertirá en pista.



La primera parte de la ruta transita en ligero descenso, atravesando una zona arbolada donde podemos ver ejemplares de robles y castaños. Pronto llegamos al primer desvío, en el que ya podemos ver las indicaciones a seguir para llegar a la Cueva San Genadio.



Continuamos la ancha senda y llegamos a la parte más baja de la ruta, a orillas del Arroyo de Peñalba. Nos encontramos en el Valle del Aro. Por aquí, el paraje es realmente bonito. Encontramos un precioso puente de madera y varios saltos de agua. Cruzamos el puente y disfrutamos del entorno mientras continuamos, ahora, en ligero ascenso.



Vamos rodeando La Cruz del Pico y nos adentramos en el bonito Valle del Silencio, que vamos recorriendo paralelos al Arroyo del Silencio. Encontramos un primer desvío que nos vuelve a indicar la dirección a seguir para llegar a la cueva y un segundo desvío por el que luego regresaremos a Peñalba de Santiago por otra senda, haciendo la ruta circular.




Superamos ambos desvíos y continuamos la ruta hacia nuestro objetivo. Tras varios metros, llegamos a la unión del sendero con el Arroyo del Silencio. La zona se encuentra bastante húmeda y hay que tener especial cuidado al superar este lugar, pues hay que avanzar de piedra en piedra. Especial atención a épocas de deshielo o de fuertes lluvias, ya que podría ser aún más complejo atravesar el arroyo.

A continuación, llegamos a un lugar muy parecido al anterior, en el que cruzamos el Arroyo de Peñalba. Esta vez cruzaremos el Arroyo del Silencio a través de un bonito puente de madera. También encontramos numerosos saltos de agua.



Hacemos un giro de 180 grados y afrontamos la última parte de la ruta. A partir de aquí, la senda supera la mayor parte de desnivel y se vuelve mucho más estrecha. Vamos obteniendo unas vistas excepcionales del valle hasta que llegamos a los últimos metros, donde el sendero se vuelve aún más estrecho y la caída que tenemos hacia el valle es vertiginosa. Aún así, cruzar este pequeño tramo no tiene ninguna dificultad.



Ya estamos en la Cueva San Genadio! El sendero se abre y las vistas son excepcionales, divisando a lo lejos el pueblo de Peñalba de Santiago. La cueva se encuentra acondicionada a modo de ermita y no es muy grande. Visita rápida, pues el tiempo amenazaba lluvia, varias fotos del precioso entorno que nos rodea y regresamos.



El camino de vuelta lo realizamos por el mismo sendero hasta el desvío de vuelta a Peñalba de Santiago, primero descendiendo hasta el Arroyo del Silencio y luego cruzando dicho arroyo a través del puente de madera y superando la zona húmeda. Ya en el desvío, giramos a la derecha, eligiendo una senda de mayor altura para regresar al pueblo.

La senda alta también rodea La Cruz del Pico, pero sin grandes desniveles. Las vistas son increíbles y pronto llegamos a un puente de madera que cruza el Arroyo del Aro, el punto más bajo del camino de vuelta. Grandes farallones nos rodean y un entorno increíble!



Seguimos en ligero ascenso, rumbo a Peñalba de Santiago, y nos encontramos con el desvío que separa la senda hacia el pueblo y la senda hacia los Montes Aquilianos, espectaculares desde este punto, y aún con nieve.


Proseguimos hacia el pueblo y ya sólo queda ir avanzando a lo largo de la cómoda senda, sin pérdida y sin ninguna dificultad. Encontramos el pequeño cementerio de Peñalba de Santiago y una pequeña cascada, ya llegando al final.



Finalmente, llegamos a Peñalba de Santiago nuevamente, donde encontramos una fuente. Cruzamos el bonito pueblo y en unos minutos estamos de vuelta en el parking, donde comenzamos la ruta.


Ruta obligada si te encuentras en Peñalba de Santiago, un pueblo precioso. Algo más de 4 kilómetros y un entorno para disfrutar. Vistas excepcionales desde las inmediaciones de la Cueva San Genadio. Sin dificultades y sin pérdida. Muy recomendable!

Tipo: Senderismo
Fecha: 11 de Marzo de 2017
Duración: 1 h. 43 min.
Dificultad: Fácil
Distancia: 4,34 km.
Circular: Sí
Desnivel acumulado: 179 m.
Altura mínima: 1.023 m.
Altura máxima: 1.140 m.

Wikiloc: http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=16751924


Salsaludos, abrazos y besines!

Rubén Álvarez