miércoles, 15 de noviembre de 2017

Picos de Europa - Soto de Sajambre - Majada de Vegabaño - Refugio de Vegabaño - Bosque de los Rocinos - Senda del Arcediano


De nuevo en el Parque Nacional de los Picos de Europa! Esta vez íbamos a visitar el precioso Valle de Sajambre, rodeado de bonitos bosques, hayedos, majadas y sendas de ensueño, siempre con la mirada atenta del imponente Macizo Occidental de Picos de Europa o Macizo del Cornión. Un lugar ideal para disfrutar de la montaña.


Comenzamos la jornada desde el bonito pueblo de Soto de Sajambre, en el corazón del valle, después de alojarnos en una de las casas rurales del pueblo: Casa Simón. Sin duda, un lugar muy recomendable y en el que tuvimos todas las atenciones posibles por parte de Adolfo, su propietario. Un saludo muy especial, pues lo pasamos en grande!


Vamos recorriendo Soto de Sajambre hacia el final del pueblo y nos cruzamos con el desvío hacia la Fuente El Toro, donde encontramos también una cascada. El pueblo es muy bonito y lo acompaña el sonido del agua que va dejando el Río Agüera.




Tras llegar a la parte final del pueblo y ser saludados por Adolfo, nuestro amigo en Soto de Sajambre, llegamos a la altura de un cartel informativo sobre la famosa Senda del Arcediano, donde encontramos el desvío que se dirige hacia la zona de Vegabaño, uno de los principales destinos de nuestra ruta.



Ya al final del pueblo, saliendo del mismo, seguimos un desvío oficial del Parque Nacional de Picos de Europa para dirigirnos hacia Vegabaño. Poco después, un cartel informativo más y un puente de piedra que cruzamos para continuar.




Tras dejar atrás Soto de Sajambre, comenzamos la primera parte de la ruta a lo largo de una pista forestal en buen estado, siempre sin dificultad, en ligero ascenso y atravesando grandes praderas, vegas y zonas de pastos. A nuestra derecha, ya podemos observar la gran variedad de colores que nos ofrece el otoño y los bonitos bosques del Valle de Sajambre.


Finalizada la primera parte de la ruta, cruzamos un bonito puente de madera, donde giraremos hacia la derecha, rumbo al primer hayedo que visitaremos.


La pista, que siempre se dirige hacia la zona de Vegabaño, cada vez se va poniendo más pindia. Sin dificultad alguna, llegamos al Hayedo de Vegabaño. A lo largo de la bonita pista que lo cruza, vamos ganando metros y altura, siempre con el mismo rumbo. Los colores que nos va dejando el hayedo son preciosos. Una senda para disfrutar, a pesar de que el otoño de este año 2017 no está regalando los bonitos tonos ocres y rojizos, tan característicos de los hayedos.



Superados los primeros dos kilómetros y medio, llegamos a la pista que se dirige hacia Vegabaño, siguiendo el desvío hacia la izquierda. Una pista forestal aún más ancha y sin ninguna dificultad. Seguimos caminando entre hayas, mientras visitamos un nuevo cartel informativo. Ya va quedando menos para llegar a la zona de Vegabaño.



Completado el precioso bosque, llegamos a la Majada de Vegabaño, donde encontramos un desvío más. Una gran pradera rodeada de hayedos y en un entorno espectacular. Lástima que el día estuviese bastante nublado y nos nos permitiese disfrutar de las bonitas vistas que ofrece la vega.



A lo lejos, a mano derecha, podemos presenciar el Refugio de Vegabaño, a donde nos dirigimos para sellar nuestro pasaporte y tomar un café calentito.

Vamos cruzando la vega y, tras pocos metros, llegamos al refugio, que visitamos. El Refugio de Vegabaño es un refugio de montaña perfectamente equipado para el alojamiento y para dar los servicios necesarios que el montañero necesite, siendo un referente y un punto ideal para el inicio de las excursiones más famosas del Macizo Occidental de Picos de Europa. En la parte exterior del refugio existe una fuente en la que poder rellenar nuestras cantimploras.



Disfrutamos del rico café que nos ofrecieron mientras observamos cada detalle del refugio, momento en el que, mirando a través de la ventana, observamos la impresionante Peña Santa! No nos lo pensamos, salimos del refugio!

De nuevo en la bonita vega, el cielo iba despejando cada vez más, por lo que aprovechamos para disfrutar de las hermosas vistas que nos ofrece el lugar. Cada vez había menos nubes y el sol empezaba a lucir con fuerza. Somos testigos de la presencia de las cimas principales del sur del Macizo del Cornión, Los Moledizos, Torre Bermeja y la espectacular e imponente Peña Santa, entre otras cumbres. Unas vistas excepcionales! Sólo por esto, ya merece la pena llegar hasta aquí.



Regresamos hasta la Majada de Vegabaño y continuamos nuestra ruta, elegida en el propio Refugio de Vegabaño. La idea será ascender hasta el Puerto de Barcinera y recorrer el Bosque de los Rocinos hasta la Portilla de Beza, donde conectaremos con la Senda del Arcediano para regresar a Soto de Sajambre.

Comenzamos a ascender hacia al Puerto de Barcinera, por una pista ancha y sin dificultad. La bonita pista se adentrará en un precioso hayedo, el segundo de la jornada. Continuamos en ligero ascenso, siendo testigos de los últimos coletazos del otoño!


Tras un ligero y bonito ascenso, llegamos al Puerto de Barcinera, donde encontramos el desvío, hacia la izquierda, que se dirige hacia el Bosque de los Rocinos y la Portilla de Beza.



Continuamos nuestra jornada a lo largo de la senda y visitamos una bonita cascada!


Poco después, un desvío más, por el que podremos descender a Soto de Sajambre de manera más directa. Sin embargo, las ganas de seguir disfrutando de la jornada nos llevaron a tomar la dirección pensada en el refugio.


A partir de este desvío, la ruta iba a cambiar completamente. La ancha y cómoda pista iba a cambiar por un sendero mucho más estrecho, por donde caminaríamos en ligero ascenso y pisando nieve en muchos momentos.

Tiempo para comer, aprovechando las hermosas vistas que teníamos sobre el Valle de Sajambre. También preciosas vistas sobre Vegabaño y sobre el sector más sureño del Macizo Occidental de los Picos de Europa. Disfrutamos mucho del descanso, pues el día era espléndido.


Tras el descanso, continuamos nuestra ruta, llegando al Bosque de los Rocinos, un bonito hayedo que transcurre sorteando las grandes rocas de la ladera. Una senda preciosa, con unas vistas increíbles y donde la nieve empieza a aparecer de manera importante.



El Bosque de los Rocinos finaliza a los pies de Peña Beza y en las inmediaciones de La Olla, donde las vistas hacia el Collado de Beza, el Pico Jurcueto y Los Collaos vuelven a ser excepcionales.


Seguimos la jornada a media ladera, en ligero ascenso y rumbo hacia el Collado de Beza, un collado completamente verde y donde siempre nos acompañarán los grandes farallones rocosos de Peña Beza a nuestra derecha.

Tras los últimos metros conseguidos, llegamos al Collado de Beza, desde donde obtenemos una buena panorámica de Peña Beza y de gran parte del camino recorrido. A nuestra derecha, la famosa Canal de Misa, por donde podemos ascender a la cima de Peña Beza. Desde aquí también ubicamos la Portilla de Beza, a donde nos dirigimos.


Continuamos nuestra ruta llegando a la Portilla de Beza, una especie de collado, muy cerca de Asturias y desde donde obtenemos unas hermosas vistas hacia ambas provincias, Asturias y León, pues estamos en el punto más alto de nuestra ruta, a más de 1.500 metros de altura.



Aquí mismo conectamos con la Senda del Arcediano, siguiendo un desvío que nos llevará, en ligero descenso, hacia un abrevadero. A partir de aquí, sin variar demasiado la dificultad, debemos ir eligiendo el mejor camino para ir solventando la tremenda humedad que hay a lo largo de la senda, avanzando siempre por la parte más baja del valle.



Tras superar la parte más húmeda de la Senda del Arcediano, comenzamos a ascender ligeramente hacia Los Collaos, desde donde volvemos a obtener una panorámica impresionante.


Ya no quedan más repechos que afrontar, por lo que el resto de la ruta sería en descenso hasta llegar a Soto de Sajambre, siempre por la señalizada Senda del Arcediano. Esta última parte de la ruta nos guiaría a lo largo de pistas anchas y sin dificultades, por lo que rápidamente vamos perdiendo la altura ganada a lo largo de la jornada.

Seguimos un desvío que nos guiará hacia Soto de Sajambre y continuamos a lo largo de la cómoda pista. Las vistas sobre el Valle de Sajambre y sobre el Hayedo de Vegabaño son preciosas.


Muy próximos a Soto de Sajambre, seguimos un par de desvíos más, llegando nuevamente al cartel informativo sobre la Senda del Arcediano, ya en el pueblo. Tan sólo quedaría recorrer el pueblo hasta llegar al punto de inicio, donde damos por concluida la jornada.



Preciosa y completa ruta para recorrer una buena parte de la zona de Vegabaño y el Valle de Sajambre. Sencilla jornada circular que nos regalará unas vistas impresionantes sobre el Macizo Occidental de Picos de Europa o Macizo del Cornión mientras caminamos a lo largo de enormes bosques, hayedos, bonitas pistas y senderos llenos de encanto. Una jornada perfecta, con buena compañía y un sinfín de placeres para los sentidos! Muy recomendable!

Tipo: Senderismo
Fecha: 11 de Noviembre de 2017
Duración: 7 h. 31 min.
Dificultad: Fácil
Distancia: 14,03 km.
Circular: Sí
Desnivel acumulado: 675 m.
Altura mínima: 890 m.
Altura máxima: 1.522 m.

Wikiloc: https://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=20930195


Salsaludos, abrazos y besines!

Rubén Álvarez