sábado, 4 de noviembre de 2017

Valdeteja - Peña La Verde (1.676 m.)


Preciosa y rápida ruta por el entorno de las Hoces de Valdeteja, con la subida a una de las cumbres más bonitas y que dan forma a dichas hoces, Peña La Verde (1.676 m.). Una ascensión cómoda y con unas vistas excepcionales!


Partimos del bonito pueblo de Valdeteja, donde dejaremos el coche, muy cerca de la iglesia del pueblo y de una fuente, donde podemos recargar nuestras cantimploras con agua fresca. Desde aquí, ya es visible la mole caliza que ascenderemos!



Vamos abandonando el pueblo hacia el sur, siguiendo un desvío a la derecha que nos sacará de Valdeteja por una pista forestal, muy cómoda al principio.



Tras completar el primer medio kilómetro, llegamos a unas instalaciones habilitadas para el ganado, no en muy buen estado, donde encontramos una valla, a la altura del Arroyo de la Reguera. Tras superar la valla, continuamos por el sendero más visible, siguiendo un pequeño desvío. Atención en este punto, pues las opciones son variadas y podemos marchar en otra dirección...



La siguiente parte es algo más tediosa, pues la vegetación hace de las suyas, invadiendo el camino. Para avanzar cómodamente debemos ir saliendo, de vez en cuando, hacia las praderas contiguas. Poco a poco vamos saliendo de la zona más espesa de vegetación, continuando por la misma senda y cruzando una valla más, rumbo a la Collada de Valdenocillo.


Dicha collada se encuentra relativamente cerca, y es visible desde el inicio de la ruta. No tiene ninguna pérdida, por lo que vamos ganando altura, poco a poco, por la senda que va marcando el paso del ganado.

Tras un breve y cómodo ascenso, llegamos a la Collada de Valdenocillo. Desde aquí, la imponente Peña Valdorria nos observa a nuestra derecha. A nuestra izquierda, el objetivo del día, Peña La Verde. Tras disfrutar de las bonitas vistas que nos deja la collada, iniciamos el ascenso hacia Peña La Verde.


El inicio de la ascensión se encuentra perfectamente hitado, por lo que no tenemos demasiados problemas en continuar. Cabe destacar que ascenderemos a su cima por la vía más sencilla, ya que existen otras opciones más complicadas. Para una ruta rápida o de una mañana/tarde, esta sería la mejor opción.

Los primeros metros de ascenso se realizan en diagonal hacia la izquierda, dejando a nuestra derecha grandes paredes rocosas. La vía de ascenso sigue siendo cómoda, aunque la cosa se vaya poniendo cada vez más pindia.

Tras completar el primer tramo, giramos hacia la derecha, atravesando una zona de baja vegetación, algo peor señalizada. El objetivo lo tendremos hacia la derecha, encontrando un pequeño canchal de piedras, por donde debemos continuar. Esta es la parte menos señalizada, por lo que máxima atención para seguir por la vía correcta.

Superamos el pequeño canchal de piedras y volvemos a girar a la izquierda, donde empezamos a encontrar hitos de piedras que nos siguen guiando. El ascenso sigue siendo cómodo y siempre pisando roca caliza y pequeñas piedras. Tras la última diagonal, varios zig-zag, nos van dejando en la última parte de la ascensión.


Para llegar a la parte más alta de la montaña, trazamos otra diagonal hacia la derecha, donde encontramos una pequeña sima. Ojo en época invernal, si no queremos meter la pata un poco más alla de lo esperado...


Justo después de la sima, un pequeño giro a la izquierda, varios metros más y llegamos a la zona más alta de esta primera parte de la ascensión, pues aún queda un tramo para llegar a la cima. Aquí definiremos el desvío por el que luego regresaremos. Sorprendentemente, esta parte nos ofrece una gran cantidad de praderas y dolinas. Sin duda, una zona kárstica como la que ya conocimos durante el invierno pasado muy cerca de aquí, en el Puerto de Sancenas.


Tras rodear la primera dolina que encontramos, proseguimos nuestra ruta en ligero descenso, rumbo hacia la gran pradera que nos separa del corte que han labrado las Hoces de Valdeteja.


Ya en la pradera, un par de dolinas más y unas 100 cabras y machos cabríos que nos alegran la vista, incluso alguno jugando o luchando. Impactante el sonido que se produce al chocar los cuernos de ambos...



Tras cruzar la bonita pradera, ya con unas vistas de 360 grados excepcionales, buscamos el mejor paso entre la roca para cruzar hacia otra pradera, donde encontramos otra dolina más. Un poco más allá, y llegamos a una de las partes más altas de Peña La Verde, una antecima que nos ofrece las mejores vistas hacia las Hoces de Valdeteja, incluso mejores que desde su propia cima. La cercana Peña Sopeñallana, el Pico Bodón, el Cueto Ancino y Peña Valdorria nos observan de cerca! Impresionantes vistas!





Regresamos por la misma pradera y el mismo paso entre la roca para acceder nuevamente a la gran pradera, desde donde ya presenciamos la cima de Peña La Verde.

Tras un corto, cómodo y rápido ascenso, llegamos a la cumbre de Peña La Verde (1.676 m.). Sin duda, una de las cimas más bonitas de la zona. Las vistas que nos ofrece son espectaculares. A las montañas ya mencionadas, Peña Sopeñallana, Pico Bodón, Cueto Ancino y Peña Valdorria, añadimos el Macizo de los Mampodres, la Sierra de Riaño, el Pico Prado Llano y todo el circo que preside, la cresta de Peña Valdorría, la zona kárstica de Sancenas, las montañas de Vegarada y San Isidro... Un sinfín de montañas a nuestro alrededor y un verdadero placer para la vista.



Tras un buen rato disfrutando de la cima, regresamos! La primera parte de la vuelta la realizamos por el otro costado de la cima, por el sur, avanzando por la parte más alta. Encontramos una gran sima, por lo que habrá que tener cuidado, sobre todo en época invernal, pues la nieve puede hacer de las suyas. Tras superar la sima, llegamos al desvío por el que llegamos aquí y por el que iniciaremos el descenso hacia la Collada de Valdenocillo, siempre por la misma vía de ascenso.


Superamos los zig-zag, atravesamos el pequeño canchal, cruzamos la diagonal herbosa y continuamos por la diagonal rocosa, para llegar, nuevamente, a la Collada de Valdenocillo.

Una vez en la collada, tan sólo quedaría descender hacia el pueblo de Valdeteja, primero a lo largo de la senda labrada por el paso del ganado, y luego por la pista que se dirige, atravesando las dos vallas, hacia Valdeteja.

Desde la Collada de Valdenocillo hasta Valdeteja hay apenas un kilómetro y medio, por lo que ráoidamente llegamos al pueblo, lugar donde dejamos el coche, dando por finalizada la jornada de hoy.

Ruta perfecta para conocer el entorno de Valdeteja. Rápida y relativamente sencilla, siempre que estemos acostumbrados a este tipo de terrenos... Peña La Verde es una cumbre peculiar, diferente, de grandes praderas, simas y dolinas en su parte alta, y con unas vistas de 360 grados espectaculares. Muy recomendable!

Tipo: Senderismo
Fecha: 11 de Septiembre de 2017
Duración: 3 h. 15 min.
Dificultad: Moderado
Distancia: 5,76 km.
Circular: Sí
Desnivel acumulado: 431 m.
Altura mínima: 1.234 m.
Altura máxima: 1.673 m.

Wikiloc: https://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=19674001


Salsaludos, abrazos y besines!

Rubén Álvarez