viernes, 22 de diciembre de 2017

Tuiza de Arriba - Refugio del Meicín - Peña Cerreos (2.111 m.) (Canal de Cerreos)


Turno para la ascensión a Peña Cerreos (2.111 m.), enclavada en el Macizo de Ubiña, un lugar espectacular y perfecto para disfrutar de la montaña. El día prometía, lucía el sol y la compañía era inmejorable, Fernando Calvo, uno de los grandes de este mundillo y con el que íbamos a aprender a cada paso que dábamos!


Tras juntarnos en Campomanes y montar en su coche, nos dirigimos hacia Tuiza de Arriba, donde íbamos a iniciar una completa jornada de aprendizaje. Al comienzo del pueblo, en un parking habilitado para visitantes, dejamos el coche y nos disponemos a organizar todo el material que llevaríamos: crampones, piolet, arnés, casco, algo de comer y beber… Empezamos!


Atravesando el pueblo de Tuiza de Arriba se nos plantean dos opciones: el camino de verano y el camino de invierno. Si esta distinción se encuentra perfectamente señalizada, es por algo, por lo que no dudamos en elegir el camino de invierno, una senda algo más elevada y sin peligro de aludes, muy típicos del valle y, precisamente, a lo largo del camino de verano. Con nieve, por el camino de invierno!

La senda avanza en ligero ascenso y siempre sin dificultad. Se encuentra algo embarrada en el inicio, fruto del deshielo, y con nieve dura en el segundo tramo, siempre con mucha huella. A pesar de la nieve, no es necesario el uso de raquetas, ya que el camino se encuentra muy pisado. Esta senda se dirige hacia el Refugio del Meicín, nuestro primer objetivo. Antes, pasaremos por Braña Chuenga, un grupo de cabañas, varias en muy buen estado.

Tras algo más de 2 kilómetros de cómoda ascensión, llegamos al Refugio del Meicín, donde nos recibe su guarda, Tania. Nos quedamos con ganas de conocer a Apu, otra de las piezas claves del refugio. Aprovechamos para saludar, tomar un café invitados por otros dos montañeros conocidos de Fernando y, en definitiva, pasar un rato de conversación agradable. El refugio, abierto todo el año, es ideal para afrontar excursiones por el espectacular Macizo de Ubiña.


Abandonamos el refugio y nos dirigimos hacia Peña Cerreos, dejando una pequeña laguna a mano derecha, prácticamente helada, y con unas vistas de escándalo hacia Peña Ubiña, Cueto Les Cabres, los Castillines, el Siete, la Pasada del Siete, los Portillines, la Forqueta del Portillín, etc. A medio camino, en una buena comba, relativamente cerca del refugio, tiempo para la práctica de la autodetención, acción vital y fundamental para la práctica del alpinismo y que se deberá automatizar y practicar anualmente. Diferentes maneras de audetenerse, siempre con casco y sin crampones, tanto sin piolet como con piolet, y diferentes formas de caer. Un buen rato tirados en la nieve y muy divertido!


Completada la práctica de la autodetención, tocaba calzarse los crampones y el arnés. Tiempo para el cramponaje, acción más importante para la práctica del alpinismo. Una buena base y una buena técnica serán piezas fundamentales para caminar por estos terrenos de manera segura. Diferentes técnicas y formas de progresar, practicadas todas mientras nos íbamos encaramando a la base de Peña Cerreos.


Tras superar los primeros metros de desnivel, llegamos a la Canal de Cerreos, que afrontamos, siempre teniendo muy presente las diferentes técnicas de cramponaje. La cosa se iba poniendo cada vez más pindia, pero se va avanzando sin mayores problemas. El estado de la nieve es bueno y existe algo de huella.


Vamos superando la pequeña y sencilla canal hasta llegar a un pequeño resalte de terreno mixto que debemos superar por la derecha. Lógicamente, Fernando es el primero. Tras sacar varios metros de cuerda y quedarme bien asegurado, supera el resalte sin problemas. Arriba, monta una reunión con la que me irá asegurando. Mientras, las vistas hacia la Vega del Meicín, espectaculares! Montada la reunión, allá vamos. Una pequeña trepada, superada sin mayores inconvenientes sobre terreno mixto, y nos encontramos arriba, en el hombro de Peña Cerreos.


La primera vez en el día que nos da el sol! Y las vistas son sublimes! Aparecen a lo lejos los Picos del Fontán y casi podemos tocar Peña Ubiña! Breve descanso y tiempo para comer y beber algo. El día es espectacular, por lo que vamos disfrutando de una bonita jornada de montaña!

Toca afrontar el último repecho de Peña Cerreos. Seguimos practicando la técnica de progresión con crampones y vamos ascendiendo trazando cómodos zig-zags. Esta cara no tiene ninguna dificultad y, sin respiro ninguno, vamos avanzando hacia la cumbre.


Después de varios minutos de rápido ascenso, llegamos a la cima de Peña Cerreos (2.111 m.)! Sin duda, una de esas cumbres que se quedan grabadas en la memoria para siempre, por las vistas, por el lugar en el que estamos, por la experiencia y por haber coronado junto a Fernando Calvo, un verdadero profesional. Las vistas hacia el Macizo de Ubiña son de escándalo, y debemos sumar los bonitos valle de origen glaciar que tenemos a nuestro alrededor, la Mesa, el Pico de la Almagrera, toda la Montaña Central Leonesa, gran parte de la Cordillera Cantábrica y los majestuosos Picos de Europa, que también se aprecian desde aquí, en un día completamente despejado y de gran visibilidad. Una delicia para los sentidos! En la cima de Peña Cerreos se pueden encontrar restos de varias trincheras.






Después de un buen rato en la cumbre, iniciamos el descenso, que realizaríamos hacia el Collado Terreros, entre Peña Ubiña y Peña Cerreos. Durante el descenso, bastante rápido, seguiremos practicando cramponaje, siempre con la imponente Peña Ubiña delante de nosotros.

Finalizada la primera parte del descenso, llegamos al Collado Terreros, donde obtenemos una buena panorámica de la Vega del Meicín, donde está enclavado el refugio. Aquí, tiempo para aprender los diferentes anclajes en nieve! Otro buen rato!


La siguiente parte de la ruta nos llevaría hasta el Refugio del Meicín nuevamente y de manera directa. Con la debida precaución en las zonas sombrías, vamos descendiendo. Volvemos a dejar a un lado la pequeña laguna y de vuelta al refugio. Saludo fallido, pues no había nadie ya… Especial saludo a Tania y a todo el equipo del Refugio del Meicín, pues se encargan de dar un poco más de vida a la montaña y permiten que podamos disfrutarla de la manera más cómoda y con el mejor trato!

Antes de emprender el descenso final, nos quitamos todo el material que llevamos encima. Mochila llena, nos vamos para Tuiza de Arriba, de nuevo por el camino de invierno!

El descenso lo realizamos muy cómodamente, dejando Braña Chuenga a nuestra derecha y avanzando entre zonas de nieve y praderas. La parte final, por senda evidente y bastante embarrada y encharcada, nos dejará en el pueblo de Tuiza de Arriba, donde damos por concluida la jornada!

Inolvidable jornada llena de montaña y aprendizaje del bueno, de la mano de Fernando Calvo, guía de Alta Montaña UIAGM. Una ruta espectacular, inmersa en el precioso Macizo de Ubiña. La ascensión a la cumbre de Peña Cerreos (2.111 m.) iba a poner el broche de oro a un día perfecto, soleado, muy agradable y en el que pudimos disfrutar de unas condiciones y unas vistas sublimes! Una de esas rutas que se quedan grabadas en la retina para siempre!

Tipo: Alpinismo
Fecha: 19 de Diciembre de 2017
Duración: 8 h. 32 min.
Dificultad: Fácil
Distancia: 8,02 km.
Circular: Sí
Desnivel acumulado: 892 m.
Altura mínima: 1.221 m.
Altura máxima: 2.110 m.

Wikiloc: https://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=21629563


Salsaludos, abrazos y besines!

Rubén Álvarez
R&S Wanderlust
Espíritu viajero!