martes, 27 de febrero de 2018

Refugio del Meicín - Peña Ubiña (2.417 m.) (Norte clásica) - Tuiza de Arriba


Segunda jornada de un fin de semana de montaña por el Macizo de Ubiña. Desde el Refugio del Meicín, culminaremos una de las ascensiones más clásicas y bonitas de la Cordillera Cantábrica. Peña Ubiña (2.417 m.) por su vía Norte clásica será una opción redonda para completar un día más de alpinismo junto a Fernando Calvo, uno de los grandes!


Comenzaremos nuestra ruta en el Refugio del Meicín, donde hemos pasado la noche. Desde aquí, un saludo muy especial a Tania y al resto de trabajadores del refugio, por su hospitalidad y trato, realmente encantadores y siempre al lado del montañero. Un refugio 5 estrellas!


Son las 6:30 h. cuando salimos del refugio para equiparnos, provistos de crampones, piolet, arnés y casco. La noche aún es cerrada y emprendemos la marcha con los frontales encendidos.

La primera parte de la ruta, tras dejar atrás cómodamente el Refugio del Meicín, en dirección oeste, asciende a lo largo del Valle de Covarrubia, un pindio valle que nos hará entrar en calor rápidamente, a pesar de la fría noche que tenemos.

El objetivo lo tendremos muy cerca del Cueto Les Cabres, por lo que, según vamos ascendiendo el Valle de Covarrubia, nos vamos acercando hacia dicho cueto, dejando el valle a nuestra derecha. Vamos trazando innumerables zig-zag, con el fin de ir ascendiendo lo más cómodamente posible. Una mirada atrás para disfrutar de las primeras luces del horizonte, aún sin haber llegado el amanecer.


Tras superar el Valle de Covarrubia, a los pies del Cueto Les Cabres, el terreno suaviza. Aprovechamos para realizar la primera parada y disfrutar de la bonita línea de cumbres que nos dejan los Picos de Europa y la Cordillera Cantábrica. Mención especial a la figura de Peña Santa, perfectamente reconocible, a pesar de verlo todo muy oscuro...

Ya llevamos un kilómetro y medio recorrido y unos 400 metros de desnivel superado. Aún sin amanecer, pero con cierta visibilidad, vamos rodeando el Cueto Les Cabres por el noroeste hasta llegar al collado que lo separa de la integral del Macizo de Ubiña, línea que conecta Peña Ubiña con los Picos del Fontán. Ya en el collado, tiempo para disfrutar del amanecer, con el sol apareciendo por el horizonte y con unas vistas excepcionales. Estamos a más de 2.000 metros de altura y no dudamos en detenernos y disfrutar del momento, indescriptible y digno de vivir. Las fotos no hacen justicia...



En el collado, tiempo para equiparnos e iniciar la vía Norte clásica hacia Peña Ubiña, una de las vías invernales más conocidas y bonitas del lugar! El día sigue frío y la nieve en unas condiciones excelentes. Todo pinta muy bien, por lo que no dudamos en comenzar!


La primera parte de la vía remontará una pindia ladera hasta encontrar los primeros bloques de roca, donde Fernando monta la primera reunión. Son tramos que no superan los 45 grados, con algún pequeño resalte y superados con varios seguros intermedios colocados en los bloques de nuestra izquierda y alguna que otra reunión.


Tras completar la parte de mayor inclinación, llegamos al hombro de Peña Ubiña, a unos 2.250 metros. Aquí, las vistas que se abren nos muestran gran parte de la provincia de León. La parte oeste de la Cordillera Cantábrica, con el Pico Cornón, la Sierra de Gistredo, Ancares, los Montes de León, etc. Una infinidad de montañas a nuestro alrededor y un ambiente muy alpino! A nuestra espalda, la integral del Macizo de Ubiña y los Picos del Fontán, realmente espectaculares. Y de frente, la arista que debemos recorrer hasta llegar a la cima. Antes, un poco de abrigo, pues comenzamos a notar un ligero y frío viento.


El siguiente tramo lo realizaremos juntos, sin excesivas complicaciones y con menor inclinación. Especial atención a la pequeña travesía que realizamos, con tremenda caída hacia el lado leonés, pero con muy buena huella. Una terraza muy estable y que vamos superando juntos, de lado y con la ayuda de los piolets.


Tras completar este paso, llegamos al último largo, la parte más espectacular de la vía. En uno de los grandes bloques de roca, es una especie de llano, montamos la reunión que nos permitirá comenzar el último largo y llegar a la cima. Mi turno! Un friend y un clavo son suficientes para empezar esta entretenida y última parte!

Fernando es el primero, superando algún resalte y colocando algún seguro, incluso un tornillo de hielo. La inclinación, por momentos, vuelve a los 45 grados! Tras varios minutos, dejo de ver a Fernando... Tan sólo el casco es visible, dependiendo de cómo se coloque... Creo que está en la cima... Es mi turno! Disfruto como un niño pequeño de este último largo, que es realmente espectacular. La cima está cerca y, a través de esta bonita y pequeña canal, voy superando el tramo con algún pequeño resalte, siempre sin complicaciones.


Cima! Estamos en Peña Ubiña (2.417 m.)! Vía Norte clásica conseguida! Las vistas son sublimes y el ambiente es espectacular. El día está muy despejado y la panorámica que tenemos en la cima es increíble. El Macizo de Ubiña, la Cordillera Cantábrica, los Montes de León, con el Pico Teleno a la cabeza, la Sierra de Gistredo, Ancares, el Pico Cornón, las principales cumbres de Somiedo, la Montaña Central Leonesa, el Pico Cellón, las montañas de Vegarada y de San Isidro, la Sierra de Riaño, Peña Ten, la Montaña Palentina, con el Pico Espigüete perfectamente reconocible, y los grandiosos Picos de Europa, con Peña Santa a la cabeza, la Torre del Llambrión, la Torre de la Palanca, etc. Podríamos enumerar un sinfín de montes! No son las 11:00 h. todavía, por lo que disfrutamos de la cima un buen rato, quizás una hora! Buena compañía arriba, coincidiendo con varios portugueses y un montañero de Gijón. Especial mención a dos jóvenes de 13 años, quienes habían subido a Peña Ubiña en condiciones invernales. Y más mérito tiene uno de ellos, que ya completó está gesta en dos ocasiones más, la primera con 10 años. El futuro está asegurado!




Después de comer y de disfrutar de la cima debidamente, momento para el descenso, que lo realizaremos por la gran canal que se dirige directamente hasta el Collado Terreos, rumbo este. Las condiciones de la nieve son perfectas para realizar un cómo y rápido descenso. No tiene demasiada pérdida y los escalones que vamos haciendo al descender nos dan un extra de seguridad. A lo largo del descenso adelantamos a uno de los grupos más numerosos de portugueses, grupo con el que coincidimos en la cima. Otra de las anécdotas fue ver a tres personas encordadas como si estuviesen cruzando un glaciar o afrontando una grieta, de lado a lado de la gran canal, con muchísima distancia entre ellos y con una comba terrible, incluso arrastrando la cuerda bastantes metros... Yo no soy nadie para decir lo que se debe y no se debe hacer, pero precaución, sentido común y formación, por favor.


Tras varios minutos de fuerte descenso, llegamos al Collado Terreos, donde aprovechamos para echar la vista atrás y recordar la bonita cumbre que habíamos conseguido!

Desde el Collado Terreos, tomaremos dirección norte para descender hacia el Refugio del Meicín, ya sin mayores complicaciones y por terreno muy estable y pisado. Especial momento el que vivimos junto a dos montañeros de avanzada edad y que se animaban a subir a Peña Cerreos. Una corta pero muy agradable conversación con ellos.

Pronto llegamos al Refugio del Meicín, donde aprovechamos para desequiparnos, descansar, comer y despedirnos de la gente del refugio. Un buen picoteo, con bebida y buena cecina. Buena compañía junto a los guías y alumnos de la Federación de Montaña asturiana, quienes habían realizado cursos de alpinismo de iniciación y perfeccionamiento durante todo el fin de semana. Un rato muy divertido! Mención especial a todo el equipo del Refugio del Meicín, un refugio que cuida al montañero y que ofrece una atención y una hospitalidad que pocas veces se ve. Calidad en las comidas y unas buenas instalaciones al servicio del montañero! Más info en www.refugiodelmeicin.es!

Nos queda el último tramo de la ruta, que descenderá desde el Refugio del Meicín hasta Tuiza de Arriba, punto final de nuestra jornada. Elegiremos el camino de invierno, puesto que el de verano se encuentra muy expuesto a aludes y desprendimientos. Poco a poco vamos descendiendo, cruzándonos con numerosas personas que se aproximaban al refugio para disfrutar del bonito día que estaba haciendo.

Tras media hora de rápido descenso, llegamos a Tuiza de Arriba, donde encontramos el desvío por el que dirigirse hacia el Refugio del Meicín y el parking de la entrada del pueblo, donde finalizaremos la jornada.




Una de esas jornadas de alpinismo que se quedan grabadas en la memoria para siempre. La vía Norte clásica para ascender a Peña Ubiña (2.417 m.) es una de esas vías completas, disfrutonas y que provocan que afloren todos los sentidos! Un día espectacular, una compañía inmejorable junto a Fernando Calvo y una ruta de ensueño. El amanecer, precioso, y desde la cima, algo muy difícil de describir... En definitiva, una de esas jornadas únicas y una clásica de la Cordillera Cantábrica!

Tipo: Alpinismo
Fecha: 25 de Febrero de 2018
Duración: 8 h. 3 min.
Dificultad: Difícil
Distancia: 7,24 km.
Circular: No
Desnivel acumulado: 867 m. de subida y 1.214 m. de bajada
Altura mínima: 1.183 m.
Altura máxima: 2.411 m.

Wikiloc: https://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=22917556


Salsaludos, abrazos y besines!

Rubén Álvarez
R&S Wanderlust
Espíritu viajero!