sábado, 14 de abril de 2018

Afur - Barranco de Afur - Playa de Tamadite - Taganana - Casa Forestal


Emprendemos nuestro ansiado y esperado viaje a Tenerife y, aprovechando nuestra llegada al aeropuerto del norte, nos fuimos a conocer el precioso Parque Rural de Anaga, una maravilla natural y en la que completaremos una de las rutas más duras, aunque espectacular, de nuestra visita a la isla. Un barranco, una playa, un sendero sobre bonitos acantilados, pueblos singulares, bosques de laurisilva muy bien conservados y vistas de escándalo.


La ruta comienza en Afur, un pequeño pueblo típico de la zona y al que llegamos en coche tras un sinfín de curvas. Allí mismo encontramos el parking en el que dejaremos el coche, un cartel informativo sobre el trazado a realizar y un desvío por el que debemos comenzar nuestra ruta. El día estaba nublado, con mucha calima, pero la temperatura era muy agradable. Comenzamos!





Vamos abandonando Afur, sin demasiadas complicaciones, y siguiendo un par de desvíos que nos dejarán en el bonito sendero que recorre la primera parte de la ruta, el Barranco de Afur. Aquí mismo, un cartel informativo más.




El sendero no tiene ninguna dificultad técnica y va descendiendo, poco a poco, hasta la Playa de Tamadite, donde finaliza el barranco. Seguimos un desvío más, mientras nos acompañan unas vistas de escándalo!


Vamos superando tramos encantadores, con zonas equipadas con pasarelas y escaleras de madera. El sendero es muy bonito y se dirige hacia la altura del Río Afur, que debemos cruzar. No creo que haya alguna época del año en el que sea muy complicado cruzar el río. Quizás en algún momento puntual, riadas o desprendimientos ocasionados por las lluvias. En nuestro caso lo cruzamos sin mayores problemas, pisando sobre las grandes piedras que hay.




Nada más cruzar el Río Afur, encontramos una bonita cascada formando una poza. El lugar es precioso, por lo que seguimos disfrutando mucho de la ruta.


Seguimos nuestro rumbo hacia la Playa de Tamadite, que ya la vemos a lo lejos. Parece que está ahí, cerca, pero aún quedan pasos que dar. Seguimos a buen ritmo y sobre un sendero muy cómodo.

Finalizando el Barranco de Afur, encontramos el Charco de la Pasada, otra cascada con su poza, muy similar a la anterior, pero enclavada en un entorno natural único. El clima es muy agradable y la zona fantástica!


Tras pocos metros más, llegamos a la altura del Río Afur, donde encontramos el desvío que nos indica el camino a tomar hacia la Playa de Tamadite o hacia Taganana. Seguimos el sendero, sin cruzar el río, para llegar primero a la Playa de Tamadite.

A los pocos metros, tras un ligero descenso, llegamos a la Playa de Tamadite, una playa igual de preciosa como de peligrosa. Una cala de piedrecitas enclavada en un entorno precioso, rodeada de grandes acantilados y con unas vistas espectaculares! Tiempo para descansar y comer algo, antes de afrontar la subida hacia Taganana, nuestro siguiente objetivo.


Visita la bonita Playa de Tamadite, desandamos por el mismo sendero hasta llegar a la altura del desvío. Ahora, girando a la izquierda, cruzaremos nuevamente el Río Afur y seguiremos las indicaciones para llegar a Taganana, nuestro segundo objetivo.


La primera parte transcurre en fuerte ascenso para auparnos a la parte alta del acantilado, desde donde vamos obteniendo unas vistas espectaculares del Barranco de Afur y de la Playa de Tamadite. Este tramo será el más exigente de todo el camino que se dirige hacia Taganana.

Superado el primer repecho, continuamos. A lo largo de este bonito sendero recorreremos unos 3 kilómetros en un continuo sube y baja. Las vistas sobre el mar son increíbles!



Con casi 6 kilómetros, llegamos al Caserío de los Auchones, donde encontramos varios carteles informativos y una fuente. El caserío está muy bien conservado y tiene unas casas preciosas, típicas de la arquitectura de la zona.











Seguimos ahora por pista asfaltada hasta encontrar un desvío, por el que seguiremos a mano derecha a lo largo de un estrecho sendero. Estamos muy próximos a Taganana!


A los pocos metros, llegamos a la parte más alta de Taganana, donde encontramos varios carteles informativos y por donde debemos seguir varios desvíos a lo largo del pueblo, con el fin de ir abandonándolo. Las vistas sobre Taganana son preciosas. Es el pueblo más antiguo del Parque Rural de Anaga! Calles pequeñas, casas blancas desperdigadas a lo largo de la ladera y un entorno espectacular!








Tras dejar atrás el pueblo, comenzamos la tercera parte de nuestra ruta a lo largo de la senda conocido como Las Vueltas. Una senda que remontará más de 600 metros de desnivel en unos 3 kilómetros. Sin duda, la parte más exigente de nuestra bonita jornada.

Seguimos un par de desvíos, rumbo a la Casa Forestal, punto final de la senda. El lugar es hermoso y la vegetación se va adueñando del camino, dejando un estrecho sendero para seguir. A pesar del estrecho sendero, la ruta continua sin complicaciones y sin pérdida.



Pronto llegamos a unos de los bosques de laurisilva mejor conservados de Anaga, lugar donde comienza Las Vueltas, una sinuosa y pindia senda que tiene tantas vueltas como días un año! El esfuerzo no importa ya que la senda es preciosa!



Estamos llegando al final de Las Vueltas y la senda se abre algo más. Estamos en la parte alta del Macizo de Anaga, a más de 800 metros sobre el nivel del mar. La laurisilva es protagonista y el camino es hermoso. Seguimos un par de desvíos más para llegar a la Casa Forestal, punto final de la tercera parte de la ruta.




A los pocos metros, llegamos a la Casa Forestal, donde encontramos un cartel informativo. Allí mismo, encontramos la carretera principal que cruza el Macizo de Anaga por su parte alta. Un breve descanso y continuamos!



Ya llevamos más de 10 kilómetros en las piernas y debemos afrontar la última parte de nuestra jornada, el descenso hacia Afur, pueblo donde empezamos. El descenso nos llevará casi 4 kilómetros. Comenzamos a lo largo de la carretera, hasta llegar al desvío que se dirige hacia Afur, a mano derecha.


Tras tomar el desvío, nos adentramos en otro bosque de laurisilva, aún más bonito que el anterior. La zona es espectacular y las vistas que vamos obteniendo preciosas!



Finalizamos la primera parte del descenso y llegamos a la altura de la carretera por la que accedimos a Afur. A partir de aquí, entre tramos de senderos y tramos de carretera, seguiremos descendiendo, siguiendo varios desvíos. Las vistas hacia Afur son sublimes!






Llegamos a la altura del Barranco Salto del Encerradero, donde encontramos un bonito salto de agua. Continuamos, ya más cerca de Afur.


La última parte nos guiará a lo largo de dos desvíos más. La senda nos va adentrando en Afur, donde encontramos algún ejemplar de drago, árbol típico de Tenerife.



Finalizada la senda y ya en el pueblo de Afur, tan sólo debemos recorrerlo hasta llegar hasta el final del mismo, donde encontraremos el parking donde iniciamos nuestra jornada y donde daremos por concluida la ruta.

Ruta muy completa y que permite disfrutar de todo lo que ofrece el Parque Rural de Anaga. El Barranco de Afur es precioso, la Playa de Tamadite muy singular, el sendero a lo largo del acantilado ofrece unas vistas de escándalo, se visita el pueblo más antiguo de Anaga y se cruzan dos de los bosques de laurisilva mejor conservados de Tenerife. Sin lugar a dudas, la ruta más recomendable de la zona! Aún así, se trata de una jornada dura, de unos 15 kilómetros y más de 1.000 metros de desnivel, por lo que es necesario estar acostumbrado a caminar y disfrutar de cada paso que se da. Preciosa!

Tipo: Senderismo
Fecha: 28 de Marzo de 2018
Duración: 7 h. 23 min.
Dificultad: Moderado
Distancia: 14,77 km.
Circular: Sí
Desnivel acumulado: 1.251 m.
Altura mínima: 14 m.
Altura máxima: 845 m.

Wikiloc: https://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=23936898


Salsaludos, abrazos y besines!

Rubén Álvarez
R&S Wanderlust
Espíritu viajero!