jueves, 12 de abril de 2018

Nocedo de Curueño - Cascada Cola de Caballo (3)


Con la visita de los amigos de Bruselas y con las ganas de descubrir rincones con encanto en la provincia de León, nos fuimos a conocer parte de la montaña leonesa. Disponíamos de poco tiempo y no vinieron con el calzado necesario para meterse en berenjenales, por lo que elegimos el entorno de las Hoces de Valdeteja. Transitamos en coche hasta Redipuertas, hicimos muchas fotos, comimos en Nocedo de Curueño y vimos la bonita y espectacular Cascada Cola de Caballo, coincidiendo con la época de fuerte deshielo que está sufriendo la provincia.


Antes de llegar a Nocedo de Curueño, antes de las Hoces de Valdeteja, encontramos el pequeño aparcamiento que da acceso a la cascada, donde dejaremos el coche. Allí mismo, momento para equiparnos debidamente, pues la nieve, el hielo y el agua estarán presentes durante todo el corto camino hacia la cascada. Nabila, Khalid, Priscilla y Yahia no disponen de material, por lo que les dejamos todo tipo de atuendos, desde calzado de montaña hasta ropa impermeable. Comenzamos!


Para iniciar la ruta, cruzamos el puente sobre el Arroyo de Valdecésar que se encuentra en la misma carretera y seguimos el desvío que marca perfectamente la entrada a la cascada. El acceso se encuentra a mano izquierda si vienes desde Valdepiélago o a mano derecha si vienes desde Nocedo de Curueño.



La ruta va remontando el Arroyo de Valdecésar por un acceso muy cómodo en período estival, pero a tener cuidado en época invernal o de fuertes lluvias, como es el caso. La nieve, el hielo y el agua son protagonistas, por lo que es necesario prestar atención en cada paso.


El acceso es precioso y, poco a poco, el camino se va encajonando, mostrando la belleza de este conocido rincón leonés. Cruzamos un puente para continuar por el margen derecho del arroyo.


Seguimos avanzando y volvemos a cruzar otro puente, ahora hacia la izquierda, según vamos remontando el curso del arroyo. La zona es preciosa y ya empezamos a escuchar el sonido del agua al caer. Nuestros amigos de Bruselas caminan con cuidado de no resbalar, pero siempre disfrutando del momento. Una experiencia para ellos!



Pronto llegamos a la pasarela metálica que da acceso a la Cascada Cola de Caballo. El agua empieza a tocarnos y ya somos testigos de la fuerza con la que se precipita! Un hermoso rincón! Risas y más risas antes de acceder a la cascada! ¿Quién es el primero?


Tras varios metros, y completamente empapados, llegamos a la Cascada Cola de Caballo, un precioso salto de agua y que en esta época viene con mucha fuerza. Somos testigos del deshielo y de cómo se precipita el Arroyo de Valdecésar. Estamos ante una de las cascadas más famosas y visitadas de la provincia de León. Un precioso lugar! Nabila, Khalid, Priscilla y Yahia alucinan con el entorno y no dudan en adentrarse hasta el final de pasarela, a pesar de estar completamente envueltos en el agua que rebota, fruto de la fuerza con la que cae el arroyo. Un momento espectacular!



Tras la visita a la cascada, la humedad y el frío empiezan a notarse, por lo que no dudamos en salir de la pasarela y buscar los tímidos rayos de sol que nos ofrece un nuboso día.

El regreso, por la misma senda de ida, lo realizamos con la debida atención, pues hay zonas muy pisadas con nieve muy dura y hielo. Vamos tomando varias fotos e intentando entrar en calor!

Cruzamos los dos puentes metálicos que dan acceso a la cascada y, en pocos minutos, nos encontramos de nuevo a la altura de la carretera.

Nuestra idea de ruta había terminado, pero no dudo en comentarles de la existencia de una pindia senda que se dirige hacia la parte alta de la cascada. Khalid y Yahia no dudan en apuntarse! Nos vamos!

Seguimos el desvío que se dirige hacia la pisada senda. El desvío se encuentra al otro lado del puente sobre el Arroyo de Valdecésar. Los primeros metros ya nos alertan de un exigente sendero!


Vamos remontando la ladera, buscando el sendero más marcado (existen varios...), hasta llegar a la parte más alta, desde donde obtenemos unas vistas excepcionales. Independientemente de la cascada, llegar hasta aquí para disfrutar de la panorámica ya merece la pena. En primer término, el Cueto Ancino, una de las montañas más bellas de la zona!



Desde la parte más alta, ya vemos la caída de la Cascada Cola de Caballo. Para llegar a ella, es necesario descender un pequeño tramo sin mayores complicaciones. Las vistas hacia el Arroyo de Valdecésar son muy bonitas!

Descendemos hasta un pequeño saliente, desde donde obtenemos una bonita imagen de la parte alta de la Cascada Cola de Caballo. Los tres disfrutamos del momento y de las bonitas vistas que tenemos!


Tras la visita, regresamos por la misma senda de ida, rumbo hacia la carretera. La primera parte será en ligero ascenso hasta llegar a la parte alta de la ladera. Desde aquí, un saludo a las chicas, visibles allí abajo, a la altura de la carretera, donde nos esperan. Volvemos a disfrutar de una preciosa panorámica!

Queda el último tramo, el más complicado y en el que debemos prestar atención. Queda descender por el húmedo sendero hacia el parking. Con máximo cuidado y poniendo alguna que otra mano para ayudarnos en el descenso, vamos perdiendo altura. En pocos minutos estamos abajo, donde nos encontramos nuevamente con las chicas, que no decidieron subir. Un aplauso para los aventureros Khalid y Yahia!

Tras completar la parte baja y la parte alta, finalizamos la ruta a la altura del cercano aparcamiento.

Uno de los rincones más bonitos de León y digno de dar a conocer. Nuestros amigos de Bruselas se van encantados con la visita a la Cascada Cola de Caballo y la experiencia, así que perfecto. Una jornada para recordar y que completamos con un bonito trayecto en coche hasta Redipuertas, pisando los dos metros de nieve que hay y comiendo en Nocedo de Curueño. La montaña leonesa nunca defrauda!

Tipo: Senderismo
Fecha: 26 de Marzo de 2018
Duración: 1 h. 2 min.
Dificultad: Fácil
Distancia: 0,91 km.
Circular: Sí
Desnivel acumulado: 110 m.
Altura mínima: 1.070 m.
Altura máxima: 1.228 m.

Wikiloc: https://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=23919092


Salsaludos, abrazos y besines!

Rubén Álvarez
R&S Wanderlust
Espíritu viajero!