miércoles, 5 de septiembre de 2018

Sa Pa (Sapa) - Mao Lenh Family Homestay - Sử Pán - Cau May Waterfall - Hầu Thào


Si algo teníamos metido entre ceja y ceja para hacer durante nuestro viaje a Vietnam, era un buen trekking por los valles de Sa Pa y la ascensión a la montaña más alta de Indochina: Phan Xi Păng (Fansipan) (3.143 m.). Esperábamos ansiosos descubrir cómo nos respetaría el tiempo en época de lluvias e inmersos en un valle que suele encontrarse nublado, descargando lluvia o con espesa niebla. Pues no hubo mejor época y mejores días para disfrutar del precioso valle de Sa Pa. Dos jornadas junto a familias de etnia Hmong y en compañía de más personas dispuestas a desgastar un poco la suela. Con algunos acabaríamos teniendo grandes momentos de risas y para no olvidar! A conocer Sa Pa!


Sa Pa (Sapa) - Mao Lenh Family Homestay - Sử Pán

Primera de las dos jornadas de trekking que nos depararía nuestra bonita estancia en Sa Pa. Sin lugar a dudas, uno de los días más esperados de nuestro viaje a Vietnam. Valles y montañas, arrozales, vistas y panorámicas que prometían en fotografía. Parece un cuadro... pensábamos! Será todo de verdad? Vamos a comprobarlo! Comenzamos la excursión!


Llegamos a Sa Pa, procedentes de Hanói, en un sleeping bus, suficiente para maldormir una noche. Se trata de un autobús en el que los asientos están casi horizontales, con el fin de poder viajar durmiendo. Eran las 5:30 h. y acabábamos de llegar a Sa Pa, donde abandonamos el bus para esperar a las mujeres Hmong que nos vendrían a buscar. Con nosotros, más gente en situación parecida! Tras un buen rato de espera, vienen a buscarnos para llevarnos a desayunar, donde empezamos a entablar conversación con los compañeros con los que compartiríamos el trekking: Álvaro, Andrea, Carlos, Amparo, Raúl e Irene. Con los últimos pasaríamos grandes ratos durante nuestra estancia en Sa Pa! Las mujeres de etnia Hmong ya estaban allí, dispuestas a enseñarnos todos los secretos del valle, de su gente y de un modo de vida que da mucho que pensar, sobre todo en la grandísima suerte que tenemos pudiendo disfrutar de casi cualquier cosa. Un saludo muy especial a Mao, "jefa" de la expedición y Mu, nuestra guía por el valle.

Tras un buen desayuno, comenzamos la ruta abandonando el pueblo de Sa Pa, todos detrás de Mu, mujer Hmong que se encargaría de enseñarnos la zona. Mu, en chanclas, y el resto, como mejor pudimos vestirnos para afrontar dos jornadas de intenso senderismo.


Seguimos un par de desvíos para ir abandonando la localidad de Sa Pa. El segundo desvío, nos dejará ya en la senda de inicio, senda que ya se percibe exigente desde los primeros pasos!



La primera parte de la ruta avanza en ascenso, bastante exigente, pero que vamos superando sin demasiados problemas. El sendero se va estrechando y existen zonas completamente embarradas, fruto de las últimas lluvias caídas. Todos en fila india, incluyendo a Mu, otra mujer que cargaba con una cesta a modo mochila y dos niñas más que no dudaron en acompañarnos durante la ruta, haciéndonos diversas manualidades con todo tipo de naturaleza. Sin duda, unas artistas!


Según vamos ganando altura, vamos cruzando varios campos de cultivo. El primero que veremos será un campo de té verde, muy bonito! Prestamos atención para no resbalar, ya que el sendero se encontraba bastante embarrado.


Continuamos la ruta siguiendo un desvío más, momento en el que se unen varias personas más al trekking: una pareja de Irlanda y dos chicas de Egipto. Un trekking multicultural!



Seguimos en ascenso, logrando tener una buena perspectiva de Sa Pa, entre nubes, pues el día estaba bastante nublado. Cruzamos un pequeño puente para salvar el recorrido de uno de los muchos arroyos que se ven en esta época.


Después de cruzar el puente, llegamos a una zona de campos de maíz. El sendero se va abriendo y las vistas van siendo mejores. El día clarea por momentos y la amplitud del valle se empieza a notar. Seguimos subiendo!




Ya llevamos casi 3 kilómetros de ruta y llegamos al punto más alto de la misma. El sendero siempre sin pérdida y muy cómodo de seguir. Lástima que el día estuviese encapotado y que apenas tuviésemos algún hueco entre las nubes para ver algo el valle. Sin embargo, pudiendo ser mejores, las vistas son fantásticas! Varias fotos desde un mirador natural perfecto!



Tras la parada en el punto más alto de la ruta, comenzamos a descender. La mayor parte de la ruta que quedaba sería en descenso, por lo que no nos llevaría demasiada exigencia física.

Comenzamos a bajar hacia el valle y el día va despejando, lo que nos permite obtener una bonita panorámica. La senda es muy bonita, aunque debemos prestar especial atención para no resbalar en zonas húmedas.


Pronto llegamos a las inmediaciones de una pequeña laguna de tonos verdes, muy bonita. Continuamos disfrutando de un bonito día de trekking, mientras charlamos con Álvaro y Andrea, viajeros chilenos dispuestos a recorrer el mundo durante un año y medio!


La lluvia nos va respetando y seguimos descendiendo hasta llegar al desvío por el que continuaremos por senda más ancha y clara, también más cómoda de seguir.


A los 6 kilómetros y medio, llegamos al desvío que se dirige a una especie de mirador. Un saliente natural sobre el valle. Aconsejados por Mu, no dudamos en tomar dicho desvío y acceder al mirador natural sobre el valle. El día había despejado lo suficiente para empezar a contemplar el valle en toda su magnitud. Arrozales, valles, rios y montañas! Sa Pa en estado puro!



Desandamos hasta la senda original y continuamos la ruta. Nos encontramos en zonas más pobladas y vemos todo tipo de edificaciones. Seguimos un desvío más.


Durante la ruta, somos testigos de varios saltos de agua, algunos más bonitos y grandes que otros! Sin duda, el agua corre, y eso es naturaleza!


Seguimos la ruta y volvemos a encontrarnos con otro saliente. No ofrece grandes vistas al valle, pero se encuentra rodeado de arrozales. Es espectacular la gran cantidad de tonos verdes que adquiere el valle cuando los arrozales se encuentran en buena época!



Seguimos por senda cómoda y llegamos a uno de los momentos del día, sin lugar a dudas. El hecho de conocer y visitar la casa donde vive Mu fue algo que, sin querer, te hace recapacitar y valorar lo que realmente tenemos. Son condiciones realmente duras, muy diferentes y sin ninguna comodidad, para nada. Son momentos en los que realmente se viaja, y fue un instante en el que todos nos paramos a pensar que somos muy afortunados... Estoy seguro!


Tras la visita a la casa de Mu, continuamos la ruta divisando otra cascada más. Seguimos por senda cómoda y con un día espectacular, ideal para caminar!


Ya va quedando menos y seguimos descendiendo, ahora a lo largo de varias curvas en la propia senda. Las motos circulan a sus anchas por aquí, por lo que tenemos especial cuidado al cruzarnos con ellas. Divisamos otro salto de agua!


Otra cascada más que encontramos, en una zona llena de casas de huéspedes. La zona se encuentra mas poblada y se nota mayor ambiente.


Ya hemos perdido la mayor parte del desnivel y llegamos a un desvío más. Nos encontramos en pleno poblado y ya es visible, a lo lejos, nuestro Homestay, lugar donde pasaremos la noche. Las vistas siguen siendo preciosas y el día acompaña!



Ya hemos abandonado la senda principal y volvemos a transitar por sendero más estrecho. Sólo queda algo menos de un kilómetro y vamos avanzando entre arrozales y campos de cultivo.


Tras más de 11 kilómetros, llegamos a Mao Lenh Family Homestay, ubicada en Sử Pán, el lugar donde pasaremos la noche y donde damos por concluida la primera jornada de trekking.


Nuestra estancia en Mao Lenh Family Homestay fue fantástica! No íbamos con ninguna idea hecha, no sabiendo con lo que nos íbamos a encontrar, y más aún después de visitar la casa de Mu. Y la verdad es que, cuando llegamos, nos dimos cuenta de que íbamos a dormir genial, aunque hubiesen momentos de pánico en alguno de los miembros de la expedición. Pudimos ducharnos, cenamos muy bien, gozamos y reímos de una sobremesa única junto a Raúl e Irene, dormimos bajo mosquitera y techo y nos despertamos sin ningún tipo de sobresalto. Para más detalles, hay que ir y vivirlo. Una estancia diferente, divertida y que siempre recordaremos.

Un día estupendo para caminar. Una primera jornada de trekking con un poco de todo! Altura, desnivel y unas vistas de escándalo para ir saboreando durante el día. Tuvimos una compañía perfecta y nos dimos cuenta de lo afortunados que somos. Una jornada viviendo de cerca las costumbres y el modo de vida de la etnia Hmong. Uno de los días que más y mejor recordaremos de nuestro viaje a Vietnam! Muy recomendable!

Sử Pán - Mao Lenh Family Homestay - Cau May Waterfall - Hầu Thào

Segundo día de trekking por el Valle de Sa Pa! Si el primer día fue excepcional, el segundo también prometía sensaciones parecidas. De nuevo con Mu como guía por la zona y una bonita ruta por delante. Empezamos!


Después de la divertida noche que pasamos, tocaba levantarse y comenzar la jornada. Primero, un desayuno muy rico, preparado por las gentes locales que nos acompañaban a lo largo de la aventura. A continuación, preparación de mochilas e inicio de la actividad, junto a los compañeros con los que habíamos pasado la noche, excepto Carlos y Amparo, quienes regresaban de viaje más pronto y debían volver a Sa Pa antes.

Comenzamos la ruta en el propio Mao Lenh Family Homestay, lugar donde habíamos pasado las últimas horas. Desde allí, damos los primeros pasos a lo largo de un estrecho sendero entre campos de cultivo y arrozales.




El día prometía caluroso. Es pronto y el sol ya luce con fuerza, por lo que máxima protección solar, agua y gorra!

Siguiendo un desvío, llegamos a una zona más poblada que la zona en la que dormimos. Es lunes y se nota la actividad. Hay mucha gente por las calles y niños correteando con sus mochilas.



Dejamos atrás el poblado y visitamos una pequeña cascada, muy bonita! Continuamos la ruta por senda cómoda y en ligero ascenso.


Cruzamos un puente de madera, con cuidado, y seguimos un desvío a la izquierda para seguir con buen rumbo. Mu es la primera y el calor se deja notar...



A partir de aquí, la ruta se vuelve algo más exigente, ganando en belleza y tranquilidad. La ancha senda del poblado da paso a un estrecho sendero que se irá colando en un precioso bosque de bambú. Sin duda, uno de los lugares mas bonitos por los que pasaremos en nuestro trekking por Sa Pa.


El bosque es pequeño y vamos saliendo de él siguiendo varios desvíos, a modo zig-zag. La altura y el día soleado nos permite tener una bonita panorámica del valle!




Dejamos atrás el bosque de bambú y llegamos a una zona poblada, donde encontramos una pequeña cascada. Son lugares de gran actividad, pequeñas tiendas y muchas personas en la calle.



Seguimos un desvío más para ir abandonando el poblado y continuamos nuestra ruta, ahora a lo largo de senda clara y sombría, sin ninguna dificultad.


Nos encontramos en el punto más alto de la ruta de hoy. Iniciamos el descenso y seguimos un desvío más para continuar. Cada vez vemos más niños con sus mochilas!


Descendiendo de la zona más poblada, encontramos una especie de colegio y guardería, momento en el que todos los niños comienzan a salir. Ver a tanto occidental les llama la atención y no dudan en dejar todas sus cosas y venir a saludarnos. Sin duda, fue un momento único! Ver cómo te chocan la mano, juegan contigo, algunos demostrando lo fuertes que son, ríen y disfrutan de tu compañía, es algo que no tiene precio. Volvemos a tener la sensación de que somos muy afortunados, aunque no dudamos de que son niños felices, y eso, aunque tengan poco, vale mucho! Varias fotos rodeados de niños y junto a Raúl e Irene, con quienes pasamos un buen rato de risas, rodeados de niños de todas las edades! Otro momento para recordar!



Continuamos la ruta uniéndonos al resto de compañeros, mientras volvemos a encontrar otra cascada más! La zona es preciosa y la vamos disfrutando mucho!


De nuevo en zona poblada, seguimos dos desvíos para iniciar el descenso hacia el río, al fondo del valle. La senda es muy ancha, llena de curvas y no tiene pérdida.



Ya llevamos unos 4 kilómetros y llegamos a la altura de la carretera que se dirige a Sa Pa. Seguimos un par de desvíos para abandonarla rápidamente y continuar descendiendo hacia el valle. La amplitud del paisaje nos permite tener unas panorámicas de escándalo!



Seguimos descendiendo, entre arrozales. Esta parte será la más pindia, debiendo prestar atención a estos últimos metros. El camino está embarrado y tiene una fuerte pendiente. Sin embargo, es un tramo corto, por lo que rápidamente lo completamos, sin mayores problemas.


Llegamos a la altura del río, que debemos cruzar a lo largo de un curioso puente colgante! Otro momento para recordar! El río es ancho y caudaloso, y el puente tiene sus metros de longitud. Allá vamos!


Tras cruzar el puente, seguimos un desvío hacia la derecha para continuar por el margen izquierdo del río. La senda es húmeda y estrecha, pero no tiene ninguna dificultad, por lo que vamos avanzando sin problemas.


Completamos los primeros pasos junto al río y llegamos a una zona de arrozales, donde seguimos un desvío para acercarnos hacia la cascada Cau May Waterfall, muy cercana ya.


Varios metros más y llegamos a Cau May Waterfall, cascada a la que accedemos cruzando un puente algo improvisado. En las inmediaciones de la cascada, hay una especie de tienda y restaurante donde poder comer o beber algo. Cau May Waterfall es ideal para darse un baño, tiene varias pozas y algún salto de agua. No dudamos en tomarnos un respiro, algunos bañarse, otros meter los pies en el agua y otros, simplemente, descansar. La zona es hermosa y la cascada muy bonita, de varios metros de altura. Se nota que es un lugar de paso de muchos turistas. Quizás, Cau May Waterfall es uno de los lugares más frecuentados y visitados del Valle de Sa Pa, y seguro que punto de parada de todos o casi todos los trekkings organizados. Para abandonar la zona de la cascada, cruzamos otro curioso puente!




Dejamos atrás la zona de Cau May Waterfall y cruzamos otro bonito puente sobre el río, con el fin de seguir nuestra ruta. Esta zona es muy bonita!


Ya en el otro margen del río, iremos ascendiendo, poco a poco, hasta llegar de nuevo a la altura de la carretera, donde finalizaríamos el trekking. Pasamos por una zona más poblada y otra cascada.



Estamos ante el último tramo de la ruta. Seguimos ganando altura, siguiendo un desvío más a la derecha y visitando otra cascada más. Las vistas hacia Cau May Waterfall son preciosas!



Finalmente, tras varios minutos más de ligero ascenso, llegamos a Hầu Thào, a la altura de la carretera que se dirige a Sa Pa. Aquí finalizamos la ruta de hoy y el trekking por Sa Pa. También será punto de avituallamiento y momento de despedidas, puesto que cada uno de nosotros tendría un destino diferente. Una furgoneta de varias plazas nos llevará de vuelta a Sa Pa, donde finalizamos nuestra aventura por este bonito valle. Nos despedimos de todos nuestros compañeros, de Álvaro y Andrea, los viajeros chilenos que se encuentran recorriendo mundo por un año y medio, y de Raúl e Irene, con quienes continuaríamos disfrutando de su compañía en Sa Pa, ya que pasaríamos una noche más allí.


Otro de esos días llenos de sensaciones! Un segundo día de trekking caluroso y exigente, pero repleto de instantes para recordar! Bonitas vistas del Valle de Sa Pa, un bosque de bambú precioso, el contacto con los niños locales lleno de momentos únicos, unas sendas preciosas a lo largo del valle y la cascada Cau May Waterfall como colofón final. Espectacular!

Sa Pa no nos defraudó, y no sólo no nos defraudó, sino que también nos provocó dos días de sensaciones increíbles. Conocer a la gente de etnia Hmong, la vida y costumbre local, las dificultades y lo poco que tienen, te hace recapacitar, o por lo menos, saber que somos muy afortunados. Fueron dos días excepcionales, con buen clima, paseando por senderos preciosos. Bosques, arrozales, vistas preciosas del valle, cascadas y momentos para recordar junto a unos compañeros inmejorables. Tuvimos la suerte de coincidir con grandes personas y eso enriqueció mucho nuestra estancia en Sa Pa. Un primer día duro, con una jornada de muchas horas caminando, pero precioso, una estancia en Mao Lenh Family Homestay para recordar y un segundo día lleno de emociones. Nuestro más sincero agradecimiento a Mao y Mu, en primer lugar, y al resto de compañeros con los que disfrutamos del viaje, por hacer de nuestra visita a Sa Pa dos días que siempre recordaremos!

Tipo: Senderismo
Fecha: 19 de Agosto de 2018
Duración: 1 día 4 h. 20 min.
Dificultad: Moderado
Distancia: 17,50 km.
Circular: No
Desnivel acumulado: 1.275 m. de subida y 811 m. de bajada
Altura mínima: 927 m.
Altura máxima: 1.904 m.

Wikiloc: https://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=28125846


Salsaludos, abrazos y besines!

Rubén Álvarez
R&S Wanderlust
Espíritu viajero!